fabricante de CREPERAS, GOFRERAS
Krampouz: Nuestros consejos - crepes, filloa, gofres, máquina para barquillos

     
He aquí todos nuestros consejos para elegir y utilizar nuestros productos (creperas, gofreras, planchas)


ELEGIR SU CREPERA

crepera

La elección de su crepera se determinará según los siguientes criterios:

Normas: Compruebe las normas que sean de aplicación en su país y el tipo de energía disponible y autorizado. (Puede elegir entre las normas CE y UL)

Elección del gas: La subida en temperatura de los aparatos es rápida. El coste de la energía es a veces más barato. El gas en botella permite ser más autónomo.
Atención no obstante a las restricciones en cuanto a la utilización del gas en algunos lugares públicos.

Elección eléctrica: Utilización simple y cómoda. El ambiente de trabajo es menos caliente.
Comprobar el voltaje (230– 400 ó 110 Voltios) y al amperaje (10 – 16 ó 20 Amperios) con relación al aparato elegido.

Fundición torneada: La placa de fundición tradicional requiere antes de su primera utilización una preparación que se denomina curado. Dicha operación, que consiste en aplicar varias capas de aceite sucesivas a intervalos regulares, facilita la separación de los crepes y reduce el hervor de la pasta al entrar en contacto con la placa. La placa de fundición torneada está aconsejada para un uso intensivo.

Fundición esmaltada: La placa de fundición esmaltada no requiere curado. Esta lista para su uso. Para comenzar a utilizarla, solo hay que engrasar ligeramente la placa y los crepes se desprenden fácilmente. Posteriormente, únicamente se engrasará cuando sea necesario. Nota: Debido al revestimiento esmaltado y a la irregularidad del material de los bordes, el kit de distribución de masa patentado no puede utilizarse en esta placa.
 
Gamas estándar y 6000: Estas creperas son las menos costosas. Los modelos de gas pueden funcionar sin ninguna limitación de duración. Los modelos eléctricos se recomiendan para una utilización ocasional.

Gama lujo: Estas creperas son recomendadas para un uso regular o intensivo, sobre todo en versión eléctrica. Son más potentes y poseen ventajas técnicas.

Elección de los accesorios: nuestro consejo:
Piedra abrasiva para el mantenimiento de las placas
Tampón de secado y fieltros para engrase y secado de las placas
Rastrillos de 18 cm y de 20 cm
Espátula haya 40 cm o en acero inoxidable 30 ó 35 cm
Cucharones en acero inoxidable Ø 7 y 8
Y también: el esparcidor de masa fácil y patentado (adaptable sobre las creperas Ø 35 y 40 cm de placas de fundición)

Utilización de los aparatos: Cada crepera está entregada con unas instrucciones de uso y consejos de mantenimiento

Formación: Para los que desean una formación para realizar crepas, existen establecimientos especializados. Para más información, consultarnos.



ELEGIR BIEN SU GOFRERA

gofrera

La elección de su waflera se determinará según los criterios siguientes

Comprobar la adaptación de su aparato con su corriente y su conexión.

Elección del sistema de apertura:
Apertura 90°: el menos costoso de la gama. Pueden servir a la cocción de masa pero sobre todo se aconsejan para el recalentamiento de wafles.
Apertura 180°: se utilizan principalmente para la fabricación de los wafles. El balanceo de los hierros permite una perfecta repartición de la masa líquida sobre las dos caras y una limpieza fácil.
Girados: mismas ventajas que las wafleras con apertura 180°. Se aconsejan para una fabricación intensiva: el movimiento de las placas aporta una comodidad de utilización.

Elección del impregnado:
Se utilizan más algunos impregnados en algunos países que en otros. En Francia se utilizan principalmente el impregnado 4x6 B para fabricar el wafle rectangular de Bruselas, a partir de una masa líquida y el impregnado 4x7 L para fabricar el wafle oval de Lieja a partir de una masa sólida.

Utilización de los aparatos:
Cada waflera está entregada con instrucciones de uso que dan consejos de utilización, de mantenimiento y recetas.




LIMPIEZA DE LA PLACA EN ACERO INOX DE LA PLANCHA


plancha

En el momento de la entrega, la placa de acero inoxidable de la plancha presenta un aspecto espejado. Resulta evidente que, con el uso, los diferentes utensilios utilizados dejarán arañazos en la placa. Es normal. Al cabo de cierto tiempo, dichos arañazos se mezclarán y darán a la placa un aspecto difuminado y de cepillado.

La limpieza se realiza con la plancha apagada y desenchufada.
Resulta más fácil de llevar a cabo si la placa está aún templada.
Con una espátula rígida, retirar por encima los jugos que se hayan adherido a la placa de cocción dirigiéndolos hacia la bandeja recoge líquidos.
A continuación, humedecer abundantemente la placa de cocción para desleír los jugos restantes (con una esponja impregnada con agua o colocando cubitos de hielo). Dejar actuar varios minutos.
Con la espátula rígida, retirar los jugos humedecidos que queden dirigiéndolos hacia la bandeja recoge líquidos.
Terminar la limpieza con una esponja dura y luego con una esponja suave.
Echar un poco de vinagre en la placa elimina los olores y gustos residuales.
El armazón se limpia con un esponja ligeramente húmeda.

Tras cocinar platos salados, es indispensable limpiar rápidamente la placa de cocción (riesgo de ataque corrosivo de la placa por la sal). No utilizar durante la limpieza productos clorados que también pueden provocar la corrosión de la placa.




CONSEJOS PARA UNA MEJOR UTILIZACIÓN DE SU CREPERA


consejos

Si la pasta se desliza sobre la placa o se adhiere al rastrillo: No engrasar. Limpiar la placa con un paño seco. Una pasta mal elaborada puede provocar el mismo efecto.

Si la pasta hierve y se adhiere a la placa: Su curado es insuficiente, siga realizando esta operación. O está calcinado: frote y vuelva a comenzar otro curado.

Si la pasta solo hierve: Es demasiado líquida o de mala calidad. También es posible que la placa esté demasiado caliente.

Si la pasta solo se adhiere: Engrasar ligeramente con un poco de aceite.

Si coloca las guarniciones en la placa en la que distribuye la pasta: Evitar determinadas guarniciones que pueden estropear el curado (por ejemplo, limón, tomate). En este caso, coloque la guarnición de los crepes en el plato.

Si la placa está demasiado engrasada, limpiarla antes de hacer el siguiente crepe.

No pulir las placas porque el curado tendrá una menor adherencia.

Sus crepes finos estarán más tiernos si trabaja con una placa muy caliente.




COMO MANTENER SU CREPERA



Mantenimiento de la placa de fundición torneada.
Con el paso del tiempo, se forma una costra sobre la placa como consecuencia de la cocción de la pasta, si bien se tiende a creer que el metal se calcina. Se trata únicamente de la costra que se resquebraja. Hay que eliminarla con la ayuda de una espátula metálica y papel de lija (grano grueso). No tema rayar el metal. Sobre todo, no hay que utilizar un aparato eléctrico portátil.
Tras un decapado, hay que realizar un curado como si se tratase de una placa nueva. (Véase el apartado “Curado de las placas”). Es preferible eliminar regularmente la costra que se forma con el uso para conservar un estado de la superficie no demasiado sucio. Para ello, le recomendamos que utilice la piedra abrasiva, especialmente adaptada a esta operación, realizando movimientos concéntricos.
Tras realizar un raspado, es conveniente hacer una o dos capas de curado a 270°C (véase el apartado “El curado”). Tras muchos años de utilización, si durante el curado este se desprende rápidamente, puede chorrear con arena (decapado a presión) la plaque. Tras un chorreo con arena, hay que realizar un curado como si se tratase de una placa nueva.

El curado (únicamente para las placas de fundición torneada):
Esta operación (duración: de 1 hora a 1 hora y media) debe realizarse cuando las placas torneadas son nuevas. Facilita la separación de los crepes y reduce el hervor de la pasta al entrar en contacto con la placa.
Para realizar un curado correcto:
Enchufar el cordón de alimentación a la toma adecuada.
Calentar la placa regulando el botón en 270°C (en los aparatos equipados, conecte el interruptor).
Su aparato alcanzará la temperatura deseada cuando el piloto rojo se apague. Mantener el aparato regulado de este modo durante toda la operación de curado.
Poner en el centro de la placa el equivalente a una cucharada de aceite.
Con la ayuda de un paño de algodón (los materiales sintéticos o similares no resultan adecuados), esparcir uniformemente el aceite y dejar cocer la materia grasa durante 5 a 10 minuto para obtener una placa bruñida y perfectamente seca.
Repetir la operación (n° 3) 8 veces reduciendo progresivamente la cantidad de aceite pero respetando para cada capa un tiempo de cocción de 5 a 10 minutos.
Para el curado, utilizar únicamente aceite, sin más ingredientes.
Un buen curado tiene que presentar el color de una castaña (marrón oscuro) y el aspecto de un barniz.




CONSEJOS



La distribución de la pasta se realiza siempre en el sentido de las agujas del reloj, sin retroceder en ningún caso.
En caso de necesidad, ejerza una ligera presión con el esparcidor Easy Crêp' sobre la placa durante la rotación.
Utilice siempre una pasta sin grumos. Tamícela en caso de necesidad.
Para calentar los crepes, utilice el termostato en las posiciones inferiores a 3.
Algunas pastas preparadas no se adaptan al uso del esparcidor.
Para una buena vida útil del revestimiento de la placa, no la engrase demasiado y utilice únicamente accesorios de madera o plástico.
Le aconsejamos que conserve el embalaje original para guardar el aparato y sus accesorios.

 

 

 

 

 


Copyright Krampouz © 2005 - 2014